Camas para gatos: ubicación, tamaño y materiales

La cama de tu gato es un complemento muy importante ya que son animales que duermen una gran cantidad de horas, por ello es importante que tu gato cuente con una cama cómoda adaptada a sus gustos y a su tamaño.

Existe una grandísima oferta de camas para gatos, las hay de todos los diseños que te puedas imaginar materiales formas y colores,  también existen camas para gatos baratas y otras que son mucho más costosas. En este post de “Lo mejor para gatos”, os damos las claves para que podáis elegir una buena cama para vuestra mascota. También os hablaremos de la importancia este complemento y de la mejor localización en la que podéis colocar la cama nuestro amiguito peludo.

No debemos desesperarnos si en un principio tu gato no utiliza su nueva cama, podemos cambiar su localización o colocarle prendas sobre las que suele dormir.

¿Es realmente necesario comprarle una cama a un gato?

Mucha gente puede preguntarse si es realmente necesario comprarle a tu gato una cama ya que estos animales se pueden dormir en cualquier parte y cuando decimos cualquier parte, es literalmente cualquier zona incluso pueden dormirse sobre tu mano mientras escribes. Sin embargo, es muy recomendable que tu gato tenga una cama propia por una serie de motivos que te contaremos a continuación.

Los gatos son animales que pueden llegar a dormir hasta 16 horas en un único día, necesitan descansar mucho y no existe un lugar donde puedan tener un sueño más reparador que en su propia cama. Si consigues que la cama de tu gato sea de su gusto y esté en un lugar tranquilo está llegará a convertirse en su refugio y cuando necesite descansar del ajetreo o simplemente quiera estar solo, acudirá ella y se sentirá más agusto que en ninguna otra parte.

Debemos tener en cuenta que comprándole una cama a tu gato no significa que no vayas a encontrártelo durmiendo por otras partes de la casa, ya que los gatos como felinos que son suelen moverse, sin embargo, sí qué pasará la mayor parte del tiempo en su camita.

Además las camas para gatos están preparados para ellos por lo que muchas son lavables y el tejido con el que están fabricadas es resistente y duradero. La cama de tu gato puede ser una buena forma de controlar el pelo que el animal deja por la casa, ya que la gran cantidad estará en ella y  si adquieres una cama para gatos lavable no te resultará nada difícil deshacerte del pelaje que vaya dejando. Esto también funcionará si tu gato tuviera pulgas o con la caspa que va dejando, la limpieza de una cama para gatos portátil es mucho más sencilla que por ejemplo intentar lavar tu sofá.

Por todo esto te recomendamos que tu mascota cuente con una cama propia adaptada a él o ella.

 

VER MÁS CAMAS EN AMAZON

¿Qué tipo de cama le gustará más a mi gato?

Para elegir el tipo de cama que mejor se adapta tu gato debemos tener en cuenta en primer lugar sus preferencias y en segundo lugar tres aspectos de la propia cama: el tamaño, la forma y su capacidad de lavado.

Lo ideal es que tu mascota quepa cómodamente en su cama, que no sea ni demasiado grande, ni demasiado pequeña ya que normalmente las camas demasiado grandes suelen inquietar a estos animales. Lo ideal es medir a tu mascota y añadirle unos cuantos centímetros por delante y por detrás por si en algún momento quisiera estirarse. Si se trata de un gato bebé debemos calcular más o menos cuánto puede llegar a crecer.

Por otra parte, cuando hablamos de la forma de la cama nos referimos al modelo qué vas a elegir. Algunos gatos prefieren lugares apartados y tranquilos para dormitar en vez de un espacio abierto, para estos felinos las camas con capucha son la solución perfecta, tipo cueva o iglú ya que estas le brindan una cobertura extra que les ayuda a sentirse más cómodos. Por otra parte, los gatos más activos pueden preferir camas planas o cunas para gatos, es decir tipo almohada sin ninguna cobertura, este tipo de camas también son recomendables para gatos mayores con poca movilidad ya que les resulta más fácil entrar y salir de ellas.

Camas tipo cueva o iglú para gatos que os recomendamos:

 

VER MÁS CAMAS IGLÚ EN AMAZON

Camas planas para gatos que os recomendamos:

 

VER MÁS CAMAS DESCUBIERTAS EN AMAZON

Por último, a la hora de elegir la cama que más le puede gustar a tu mascota también debemos tener en cuenta que son animales muy limpios por lo que una cama con un fácil lavado siempre será más higiénica,  nos referimos a las camas lavables. Se trata de camas que o bien son lavables todas en sí, o están formadas por cremalleras  con funda o insertos extraíbles que son fáciles de limpiar en la lavadora.

 

VER MÁS RODILLOS QUITAPELOS EN AMAZON

cama de gatos en la ventana

¿Dónde poner a dormir a un gato? La mejor localización de su cama.

La localización de la cama de tu gato es un punto clave para conseguir que el animal la utilice y esté cómodo en ella. Siempre se recomienda que la cama de tu mascota esté en un lugar tranquilo que no sea de paso y que además no esté especialmente cerca, ni de su caja de arena ni de su comedero. Podemos fijarnos en cuáles son los lugares en los que suele acostarse e intentar adaptar la cama a uno de estos espacios.

No debemos desesperarnos si en un principio tu gato no utiliza su nueva cama, podemos cambiar su localización o colocarle prendas sobre las que suele dormir sobre el iglú o cuna de tu amiguito y así él, poco a poco, se irá acostumbrando a su nuevo refugio particular.

Para que tu gato utilice su cama debes conseguir que se convierta en un espacio cálido, confortable y seguro. A la hora de comprar la cama y de colocarla debemos tener en cuenta estas variables y nosotros que conocemos a nuestra mascota mejor que nadie intentar adaptarnos a sus hábitos. Por último también es interesante tener en cuenta la altura a la que está colocada la cama y si por ejemplo, está cerca de la zona donde tú duermes ya que muchos animales aprovechan la noche para pasar tiempo junto a ti si durante el día no pueden hacerlo porque no estás en casa.

 

VER MÁS CAMAS DE VENTANA EN AMAZON