La obesidad en los gatos: cómo evitarla

Existen muchos gatos domésticos que por diferentes causas padecen sobrepeso u obesidad. En este artículo os contaremos en detalle las causas, las consecuencias y cómo detectarlo.

¿Qué es la obesidad o el sobrepeso en gatos?

Cuando hablamos de obesidad nos referimos a la acumulación de exceso de grasa corporal en el físico de nuestro gato. No siempre el exceso de peso corporal y el exceso de grasa van de la mano, sin embargo, es común que estos problemas se manifiesten de forma conjunta.

Es importante tener en cuenta que debemos determinar si nuestro gato tiene sobrepeso o es obeso, ya que el tratamiento a llevar a cabo será diferente, además reducir la grasa corporal resulta más fácil.

Podemos decir que un gato tiene sobrepeso cuando este pesa entre un 10 y un 20% más de lo que indica su peso corporal ideal. Por otra parte, si el peso del gato es mayor al 20% hablaríamos de un gato obeso.

¿Por qué engordan los gatos?

En muchas ocasiones la obesidad y el sobrepeso en los gatos viene determinada por el tipo de alimentación que consumen. Es posible que estés alimentando a tu mascota con pienso demasiado graso para su condición y la edad. También debemos tener en cuenta si está castrado o no, si es macho o hembra, la actividad física que hace…

Si tenemos claro que nuestro gato tiene sobrepeso deberíamos hablar con nuestro veterinario para que nos recomendara la alimentación específicamente formulada para ayudar a nuestro gato a perder peso de forma segura y lenta. Este tipo de alimentación está diseñada especialmente para aportar los nutrientes necesarios que nuestra mascota necesita y al mismo tiempo que se reduzca la cantidad de calorías que está consumiendo.

Es importante tener en cuenta que debemos determinar si nuestro gato tiene sobrepeso o es obeso, ya que el tratamiento a llevar a cabo será diferente.

¿Cómo saber si un gato tiene sobrepeso?

Para determinar si nuestro gato tiene sobrepeso u obesidad debemos realizar una evaluación de su condición corporal.

Normalmente para evaluar si la condición corporal de nuestro gato es óptima o no, se suele tener en cuenta una escala de puntuación de condición corporal determinada en base a varios factores como puede ser la raza, la edad, la situación del animal. La más utilizada en las BSC (Body Condition Scoring).

Existen también otros rasgos que determinan si un gato tiene sobrepeso u obesidad:

  • Podemos decir que se podría considerar un gato obeso si una vez le tocamos es difícil sentir las costillas ya que estas están cubiertas por una gruesa capa de grasa. Normalmente estos animales además de tener una capa de grasa que cubre su abdomen también tienen una falda pendular en la parte de la barriga y la cintura que le cuelga.
  • Otra forma de determinar visualmente si un gato pesa más de lo que debería es si no puedes identificar fácilmente su cintura. Dicho de otra manera, si tu miras desde arriba a tu gato pero no puedes diferenciar una forma de reloj de arena con una cintura entre el abdomen y las articulaciones de la cadera seguramente es que tu gato padece de sobrepeso u obesidad. Normalmente en estas ocasiones el abdomen de tu gato suele ser más ancho que sus hombros y su cadera, la forma del cuerpo de tu mascota desde arriba sería como un huevo y no como un reloj de arena como debería.
  • Por último, otra forma de determinar si tu gato padece sobrepeso sería si percibes que tiene el pelo enmarañado, grasiento o una capa de caspa en el centro de su zona lumbar. El exceso de grasa muchas veces se puede manifestar de esta manera en el pelaje de los gatos.

¿Cuánto debe pesar un gato macho adulto?

El peso corporal ideal de un gato es la eterna pregunta que se realiza todo dueño de estos felinos en algún momento. Sin embargo, desgraciadamente debemos decir que no existe una respuesta universal correcta ya que como hemos explicado en otros artículos existen gran variedad de factores que determinan esta cifra.

Para calcular el peso medio que debe tener un gato adulto hay que tener en cuenta factores como la raza, el sexo, la castración, si está embarazada o no, así pues la solución a esta pregunta sería diferente dependiendo de cada caso concreto.

Para determinar el peso ideal de un gato tampoco podemos establecerlo mediante la diferenciación por raza ya que un gato siamés por ejemplo, pesaría entre 4 y 7 kg si es macho, sin embargo un gato de la misma raza pero siendo hembra tendría un peso ideal entre 4 y 5,5 kg. Por lo tanto, el peso que puede ser ideal para un macho podría considerarse sobrepeso si se trata de una hembra, y obviamente tampoco funcionaría cuando tu gato es el resultado de una mezcla de varias razas.

 

¿Cuántos años vive un gato obeso?

Está científicamente demostrado que la obesidad y el sobrepeso afecta directamente en la longevidad de un gato, independientemente de cual sea su raza los gatos con sobrepeso tienen una vida más corta que un animal con un peso normal. Se estima que un gato por encima de su masa corporal puede llegar a acortar su vida hasta 5 años y en el caso de los gatos obesos o con una cantidad de grasa mucho más alta de la que debería pueden llegar a acortarla hasta 10 años.

Teniendo en cuenta que la vida de un gato suele dura entre 8 y 15 años este tipo de enfermedades reduce su esperanza vital a la mitad o incluso menos. Así pues debemos tener mucho cuidado de la alimentación de nuestro gato ya que las consecuencias de una mala dieta pueden desembocar en terribles problemas.

gato sin actividad fisica

Consecuencias de la obesidad en gatos

Cuando un gato es obeso, como ya hemos dicho anteriormente, acorta su vida y además es más propenso a desarrollar otras enfermedades. No es necesario que tenga un sobrepeso extremo, un sobrepeso moderado y ya puede acortar la esperanza de vida de nuestra mascota.

Recientes estudios han demostrado que la grasa corporal es un tejido biológicamente activo, es decir segrega hormonas inflamatorias y puede crear estrés oxidativo en los tejidos del cuerpo del animal, problemas que contribuyen al desarrollo de otras enfermedades.

Algunas enfermedades que son propensos a desarrollar los gatos obesos o con sobrepeso serían: el cáncer, diabetes mellitus, enfermedades cardíacas, osteoartritis, cálculos en la vejiga urinaria o complicaciones anestésicas.