Otras enfermedades habituales en los gatos

Hoy os hablaremos de las enfermedades más comunes en los gatos. Algunas de estas enfermedades son genéticas, otras un virus, algunas aparecen con la edad y otras se transmiten; cada una de ellas tiene unos síntomas y unas consecuencias distintas y no todas tienen la misma gravedad. Lo que sí tienen en común es que alimentando y cuidando a nuestro gato de la forma correcta conseguiremos evitar en la medida de lo posible que sufra cualquiera de ellas.

Existen algunas enfermedades muy conocidas en el mundo felino cómo puede ser la rabia o la lucemia; sin embargo entre las enfermedades más comunes hay otras como la conjuntivitis o la otitits que afectan a gran cantidad de animales y no son tan conocidas. Si quieres saber más acerca de las enfermedades más comunes en felinos no te pierdas este post donde te hablaremos de todas ellas.

A continuación explicaremos todo sobre la otitis felina, la conjuntivitis, muy popular entre los gatos recién nacidos; la rabia, que también puede afectar a otro tipo de animales incluso a los humanos además de los gatos.

A la hora de tratar cualquiera de ellas un diagnóstico temprano ayuda en gran medida a que la curación sea rápida y eficaz y en el caso de las enfermedades incurables, un tratamiento adecuado hará que el sufrimiento del animal disminuya sustancialmente.

Alimentando y cuidando a nuestro gato de la forma correcta conseguiremos evitar en la medida de lo posible que sufra cualquier enfermedad.

La otitits felina

La otitis felina es una enfermedad que afecta al aparato auditivo de los gatos, es algo similar a la otitis que sufrimos los humanos.

El aparato auditivo felino es extremadamente eficaz cuando funciona a pleno rendimiento, las orejas de un gato pueden capturar señales acústicas de hasta 60 kilohercios mientras que un humano como mucho podría llegar a los 20. Además de ser un instrumento muy útil también es muy delicado y existen varias afecciones ya sean congénitas o adquiridas que pueden causar problemas en los oídos de tu mascota.

Normalmente la otitis externa tiene como consecuencia la aparición de ácaros o parásitos, en otras ocasiones existe un hongo llamando Malassezia que formo parte de la flora natural de los animales que puede crecerles proporcionalmente y causarles infecciones.

Para evitar que tu mascota padezca otitis debes llevar un control y limpieza de los oídos del animal tanto de la parte de la oreja como el oído externo. Si te percatas que tu mascota se rasca constantemente sus oídos y nota molestias o pequeñas heridas en esta zona deberás acudir al veterinario para que le realice un cultivo y le proporcione la medicación necesaria para tratar eficazmente otitis.

 

VER MÁS LIMPIADORES DE OIDO EN AMAZON

Conjuntivitis en los gatos

Hablando de conjuntivitis nos referimos a la inflamación de la conjuntiva que es una membrana mucosa que recubre el globo ocular y los párpados de los gatos, además en el caso de los felinos estos cuentan con un tercer párpado que se encuentra recubierto por esta conjuntiva. Si observamos los ojos de un gato sano esta conjuntiva es difícil de apreciar, sin embargo, en el caso de unos globos oculares infectados los párpados se vuelven rojizos y se hinchan. El animal puede sufrir conjuntivitis en uno de sus ojos o en los dos.

Las causas principales de la conjuntivitis felina tienen dos orígenes: las enfermedades infecciosas y las no infecciosas. Dentro de las no infecciosas englobaría las alergias, las afecciones hereditarias y los tumores. Debemos tener en cuenta que en algunas ocasiones la conjuntivitis es un síntoma secundario de otra enfermedad ocular. Cuando nos referimos a las causas infecciosas de la conjuntivitis felina hablamos de bacterias, virus y hongos, estas suele ser la causa más común de esta enfermedad y muchas veces la sufren en sus primeros meses de vida sobre todo en los animales que viven en la calle.

 

VER MÁS GOTAS PARA LOS OJOS DE TU GATO EN AMAZON

gato visita veterinario

La rabia en los gatos

La rabia se encuentra entre el listado de enfermedades comunes de los gatos, pero en el territorio español es una enfermedad difícil de encontrar. Esto es debido a los años y años en los que la vacunación contra la rabia se ha llevado a rajatabla nuestro país, actualmente la vacuna contra la rabia se encuentra entre las oblgatorias para los gatos domésticos.

La vacunación sigue siendo la única solución contra la rabia felina ya que no existe un tratamiento para esta dolencia. El virus de la rabia además es altamente peligroso ya que debido a su zoonosis es una enfermedad que se puede transmitir de animales a humanos.

Como hemos comentado se trata de una enfermedad mortal que puede acabar con la vida del animal entre 4 y 8 días, sin embargo, no debemos alarmarnos ya que como hemos comentado vacunando el animal conseguimos que esté libre padecer la rabia felina.

Leucemia felina, una de las enfermedades más comunes

El virus de la leucemia felina se encuentra en segundo lugar después del trauma como la principal causa de muerte en gatos de todo el mundo, normalmente la esperanza de vida es de 1 a 3 años desde que se le diagnostica al animal.

La leucemia felina causa anemia en el organismo del gato y ataca su sistema inmunológico inhibiéndolo y predisponiendo al animal a otras infecciones mortales. No debemos preocuparnos ya que el 70% de los gatos y diagnósticados con leucemia felina pueden llegar a eliminar la infección o resistirla por sí mismos.

La leucemia felina es un virus que solo ataca a los gatos, no puede transmitirse a los humanos como el caso de la rabia. Esta se transmite a través de la saliva, la sangre e incluso la orina y las heces de un individuo infectado. La causa más común de contagio de leucemia felina es a través de peleas entre gatos, en otras ocasiones son los gatos bebés los que contraen la enfermedad en el útero o a través del amamantamiento de la leche infectada de su madre.

Para estar seguros debemos realizar la prueba que determina si el gato está enfermo o no, ya que hay gatos con leucemia que actúan y parecen estar perfectamente sanos. En caso de leucemias más fuertes algunos síntomas que podemos observar son la pérdida de peso, infecciones en la vejiga, fiebre, diarrea o dificultad al respirar.

 

VER MÁS SUPLEMENTOS PARA GATOS EN AMAZON