dieta barf ingredientes

Lo que debes saber de la dieta BARF

Lo que debes saber de la dieta BARF

Seguro que en algún momento has escuchado hablar de la dieta BARF, sin embargo normalmente no se sabe exactamente en qué consiste. Así pues, en este post te explicaremos en detalle en qué consiste la dieta BARF para gatos, qué alimentos contiene y sus beneficios en cuanto a la salud de tu mascota.

¿Qué es la dieta BARF?

Cuando hablamos de dieta BARF, o dieta de alimentos crudos biológicamente apropiados, nos estamos refiriendo a un tipo de alimentación alternativa que ha sido diseñada para proporcionar a nuestras mascotas una dieta casera basada en alimentos crudos, como pueden ser la carne muscular, huesos carnosos, verduras y frutas.

Cuando elegimos este tipo de alimentación para nuestro gato dejamos de lado los piensos para gatos y otros tipos de comida procesada, centrando su alimentación en comestibles en estado natural.

¿Quién creó la dieta BARF?

La dieta BARF se basa en replicar la alimentación que llevaban los perros en la antigüedad cuando vivían libres en la naturaleza y todavía no estaban domesticados. Como hemos comentado anteriormente, este tipo de dieta incluiría carne cruda, huesos, vegetales, hierbas y frutas.

Ya por el año 1930 Juliette de Bairacli Levy demostró que eran más saludables los animales que llevaban una dieta natural de alimentos crudos y ayunaban regularmente y así lo demuestra en sus libros.

Pero realmente el autor del acrónimo dieta BARF no está realmente claro. Sin embargo Billinghurst es la persona a la que generalmente se le atribuye este hecho ya que utiliza está nomenclatura en sus libros.

Cuando elegimos este tipo de alimentación para nuestro gato dejamos de lado los piensos para gatos y otros tipos de comida procesada.

¿Qué es una dieta BARF para gatos?

En un primer momento este tipo de alimentación fue creada para perros u otros animales de zoológicos sin embargo se ha demostrado que la dieta BARF es totalmente apta para gatos.

Si bien es cierto que es mucho más fácil acostumbrar a un perro a este tipo de dieta ya que estos tienen un sentido del sabor menos desarrollado que los gatos. Al mismo tiempo, los perros también son animales carnívoros pero se diferencian principalmente de los felinos en que pueden consumir más materia vegetal, por lo que a la hora de administrar a nuestro gato una dieta basada en alimentos crudos biológicamente apropiados deberemos ajustar las cantidades a las necesidades de nuestra mascota. En otras palabras, para alimentar a un gato con una dieta BARF de perro deberíamos aumentar la cantidad de proteínas que le damos.

 

VER MÁS COMEDEROS HIGIÉNICOS EN AMAZON

 

Lo que es cierto es que una vez adaptada la dieta BARF a las necesidades del felino, ésta resultaba 100% efectiva cubriendo todas sus necesidades nutricionales sin tener que acudir a la utilización de suplementos alimenticios o piensos para gatos.

Una buena forma de acostumbrar a tu mascota a esta nueva dieta es comenzar calentando ligeramente los alimentos crudos antes de ofrecérselos. Es importante no sobrecalentarlos ya que destruiría las enzimas vivas de estos alimentos y con ello los beneficios que le aportan al animal. Deberás ir reduciendo el tiempo de calentamiento hasta que el gato se acostumbre por completo a alimentarse de comida fría en estado crudo. Un buen truco para atraer su atención en las primeras fases es utilizar ajo en polvo o mezclar la comida cruda con la comida enlatada para gatos qué consumía anteriormente tu mascota.

¿Qué contiene la dieta BARF?

Existen multitud de fuentes en las que puedes informarte sobre en qué consiste exactamente la dieta BARF, libros especializados guías o páginas webs expertas en el tema. A continuación te explicaremos a grandes rasgos cuáles son los principales alimentos de la dieta BARF:

  • Carne muscular si es posible todavía con el hueso
  • Los propios huesos enteros o molidos
  • Vísceras como hígados y riñones
  • Huevos crudos
  • Verduras como podría ser brócoli el apio o las espinacas
  • Frutas de distintos tipos como por ejemplo la manzana
  • Algunos lácteos como el yogur

Beneficios de la dieta BARF

Como es lógico la popularidad de la dieta BARF se basa en los beneficios demostrados que provoca en la salud de los animales. Los defensores de la dieta BARF para gatos abogan por los siguientes beneficios:

  • Pelaje más brillante y sedoso del gato
  • Piel más sana del animal sin alergias rojeces o erupciones
  • Una mejor salud dental
  • Defienden que los gatos tienen mayor energía
  • Y por último indican que las heces son más pequeñas

¿Qué riesgos tiene la dieta BARF?

La dieta BARF es algo controvertida pero si bien es cierto que su popularidad ha aumentado en los últimos tiempos. Algunos veterinarios se declaran en contra de este tipo de dietas al igual que la FDA, ya que varios estudios publicados demuestran que hay un cierto riesgo en este tipo de alimentación. Para evitar estos potenciales riesgos es recomendable tener en cuenta los problemas que pueden causar en la salud del animal:

  • Existe la posibilidad de que estos huesos enteros, asfixien al animal, rompan sus dientes o causen una punción interna.
  • Además una dieta desequilibrada para el gato podría causarle problemas de salud, si se lleva a cabo durante un periodo largo de tiempo, por lo que es muy importante consultar un especialista a la hora de confeccionar la dieta BARF para tu mascota.
  • Por último, también puede resultar una amenaza para la salud de los humanos y del propio animal debido a las bacterias que puede tener la carne cruda.

¿Cuánto debe comer un gato con la dieta BARF?

Normalmente puede que estemos acostumbrados a comederos automáticos para nuestros gatos que le dispensan la cantidad necesaria. Pero en este caso al tratarse de alimentos crudos deberemos ser nosotros los que controlemos la cantidad de alimentos que consume nuestra mascota.

Así pues, para determinar la cantidad de gramos que le debemos dar de comida cruda a nuestro gato es interesante consultar las tablas alimentarias con las que trabajan los profesionales.

En resumen…

Si queremos estar seguros de que nuestro gato lleva una dieta BARF equilibrada y sana, deberemos acudir a un profesional que nos indique la cantidad de alimentos crudos y variedad con la que le debemos alimentar.

En definitiva, como en tantos otros aspectos de la alimentación para gatos la dieta BARF tiene sus defensores y sus detractores. Así pues, de la misma forma que han sido demostrados sus beneficios todavía surgen dudas sobre los riesgos que esta conlleva. Si has decidido alimentar a tu gato con una dieta BARF es muy importante que consultes a un especialista en este sentido, que pueda asesorarte en todo momento y realizar análisis periódicos de la salud de tu gato para determinar si este tipo de dieta está siendo beneficiosa para el animal o no.


escoger comida para gatos

Escoger la alimentación de tu gato

Escoger la alimentación de tu gato

Como amante de los gatos querrás que tu mascota tenga una vida larga y saludable, para ello necesita llevar una nutrición adecuada. A continuación, te resolveremos todas tus dudas en este sentido.

¿Cuál es la mejor alimentación para tu gato?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que tu gato necesita una serie de nutrientes que obtiene a través de su alimentación.

A lo largo de su historia los gatos han sido animales cazadores que se alimentaban de presas vivas que contenían grandes sumas de proteínas, cantidades moderadas de grasas y una cantidad mínima de carbohidratos. Proporciones que actualmente todavía necesitan cubrir en su alimentación los gatos domésticos.

Si tu mascota lleva una alimentación adecuada no será necesario el uso de suplementos como vitaminas o minerales. De hecho, dichos suplementos pueden llegar a ser dañinos y nunca deben administrarse si la prescripción de tu veterinario.

Además de la alimentación sólida, los gatos deben tener acceso a agua limpia y fresca en todo momento. En este aspecto una buena solución es una fuente para gatos, puedes elegir una de las muchas opciones que actualmente hay en el mercado.

Si tu mascota lleva una alimentación adecuada no será necesario el uso de suplementos como vitaminas o minerales.

¿Cuál es el mejor alimento para gatos?

Dentro de la oferta actual existen diferentes tipos de alimentos para gatos. Estos se dividen en tres grandes grupos: alimentos secos, semi-húmedos y enlatados. Dependiendo de cuál de estos alimentos elijas tendrán una cantidad diferente de proteínas, calorías, sabor y digestibilidad.

ALIMENTOS SECOS

En primer lugar, hablaremos de los alimentos secos Suelen contener entre un 6 y un 10% de agua y los ingredientes que suelen incluir son: carne, grano, pescado, fuentes de fibra, productos lácteos y suplementos vitamínicos y minerales.

Para conseguir que estos alimentos sean más apetitosos suelen recubrirse con potenciadores del sabor como por ejemplo grasa animal, de esta forma tu gato comerá este alimento con mayor gusto. Aún así, este tipo de comestibles suelen resultar menos sabrosos que los alimentos húmedos o semi-húmedos.

 

VER MÁS COMIDA SECA EN AMAZON

ALIMENTOS SEMI-HÚMEDOS

Los alimentos semi-húmedos suelen estar compuestos principalmente de sub-productos cárnicos y normalmente contienen un 35% de humedad. Abarcan otros componentes como la harina de soja, cereales, granos y conservantes. Su precio es algo más elevado que los alimentos secos para gatos, pero suelen resultar más atractivos y sabrosos para cualquier mascota.

 

VER MÁS COMIDA SEMI-HÚMEDA EN AMAZON

ALIMENTOS HÚMEDOS O ENLATADOS

Por último, hablaremos de los alimentos enlatados para gatos, estos contienen un 75% de humedad por lo que resultan una buena fuente de agua. Sería el tipo de comida más cara de entre todas las pociones de las que hemos hablado, pero también es la más apetecible. Una vez abierta puede secarse, pero si la mantenemos en un lugar adecuado cómo puede ser el frigorífico podremos utilizarla en varias ocasiones manteniendo todas sus propiedades. Está alimentación para gatos a veces es denominada “gourmet” conteniendo carnes como riñones o hígado. Sin embargo, no nos dejemos engañar por su título, es importante leer los nutrientes de estos alimentos ya que en algunas ocasiones pueden ser incompletos.

 

VER MÁS COMIDA EN LATA EN AMAZON

 

También existen ciertos alimentos que además de nutrir nos ayudan al cuidado dental del gato o el control de las bolas de pelo, como la malta para gatos.

En resumen, podríamos decir que, dependiendo tu estilo de vida, la raza de tu gato, vuestros hábitos y el presupuesto existiría un tipo de comida ideal para tu mascota. No existe una fórmula mágica, lo ideal es analizar cada caso y si fuera necesario pedir consejo a un profesional o a tu veterinario.

¿Qué cantidad de pienso debe comer un gato?

La cantidad de pienso que debes administrar a tu gato dependerá de varios factores. Para calcular la cantidad exacta de nutrientes que debe ingerir tu mascota al día deberás tener en cuenta: el peso, la edad del gato, el tipo de comida que le estás administrando (ya sea comida seca, semi-húmeda o en lata), también tendrás que tener en cuenta el nivel de actividad del felino y si estuviera embarazada o lactando.

Normalmente las principales marcas comercializadas de alimentación para gatos suelen incluir una guía en la que indica según las variables comentadas anteriormente la cantidad de alimento que debemos darle. Es interesante seguir estas indicaciones ya que dependiendo de la marca y la calidad, la suma de nutrientes de una misma cantidad de alimento puede variar mucho.

¿Cuántas veces al día hay que darle de comer al gato?

La cantidad de veces o el horario de alimentación de tu gato variará en función de la calidad, la cantidad y el tipo de comida que le suministres. Por ejemplo, si le estás alimentando con alimentos densos y de alta calidad requerirá menos cantidad que si este mismo alimento es seco y de unos valores nutricionales inferiores, en ese caso deberá de comer más veces al día.

Una buena opción puede ser calcular el total de la cantidad de calorías que debe ingerir tu mascota y dividirle está ingesta en diferentes tipos de comida. Por ejemplo, comida enlatada por la mañana y por la noche y durante el día una cantidad de alimento seco o pienso para gatos con acceso libre para el animal.

Debemos recordar que sobre todo en el caso de la comida seca es muy importante que el felino beba grandes cantidades de agua durante toda la jornada.

¿Qué no se le puede dar de comer a un gato?

Debemos tener mucho cuidado porque alimentos que pueden parecer inofensivos para nuestro gato pueden resultar muy peligrosos. A continuación, enumeramos una serie de productos muy comunes en nuestros hogares que nuestra mascota felina nunca debe de tomar:

  • El alcohol incluso una pequeña cantidad puede causar un daño hepático y cerebral muy severo en tu mascota.
  • Mucha gente sabe que el chocolate es perjudicial en los perros, pues lo mismo ocurre con los gatos. Una pequeña ingesta podría causarle problemas cardíacos, temblores musculares o incluso llegar a convulsionar. Esto es debido a la teobromina que este alimento contiene.
  • Todas aquellas bebidas que contengan cafeína también son perjudiciales: café, o bebidas energéticas.
  • Tampoco es recomendable alimentarlos con carne, huevos o pescado crudo.
  • Las uvas, las pasas, la cebolla y los ajos pueden resultar muy tóxicos si alimentamos a nuestra mascota con ellos.

En resumen, podemos decir que cada gato dependiendo de su raza, de sus hábitos y de situación necesitará un tipo de alimentación u otra y que es la labor de su dueño informarse sobre este tema y alimentarlo de forma adecuada para que nuestra mascota goce de una estupenda salud.

En próximos post analizaremos en nuestra web algunas marcas y productos de alimentación para gatos, ofreciendo nuestra opinión al respecto para guiaros en la selección de una buena alimentación para vuestro amigo peludo.

gato bengalí comiendo

¿Qué no se le puede dar de comer a un gato?

Debemos tener mucho cuidado porque alimentos que pueden parecer inofensivos para nuestro gato pueden resultar muy peligrosos. A continuación, enumeramos una serie de productos muy comunes en nuestros hogares que nuestra mascota felina nunca debe de tomar:

  • El alcohol incluso una pequeña cantidad puede causar un daño hepático y cerebral muy severo en tu mascota.
  • Mucha gente sabe que el chocolate es perjudicial en los perros, pues lo mismo ocurre con los gatos. Una pequeña ingesta podría causarle problemas cardíacos, temblores musculares o incluso llegar a convulsionar. Esto es debido a la teobromina que este alimento contiene.
  • Todas aquellas bebidas que contengan cafeína también son perjudiciales: café, o bebidas energéticas.
  • Tampoco es recomendable alimentarlos con carne, huevos o pescado crudo.
  • Las uvas, las pasas, la cebolla y los ajos pueden resultar muy tóxicos si alimentamos a nuestra mascota con ellos.

En resumen, podemos decir que cada gato dependiendo de su raza, de sus hábitos y de situación necesitará un tipo de alimentación u otra y que es la labor de su dueño informarse sobre este tema y alimentarlo de forma adecuada para que nuestra mascota goce de una estupenda salud.

En próximos post analizaremos en nuestra web algunas marcas y productos de alimentación para gatos, ofreciendo nuestra opinión al respecto para guiaros en la selección de una buena alimentación para vuestro amigo peludo.