Rascadores para gatos

Si hay algo que hacen todos los gatos es rascar. Normalmente les encanta el sofá, o los muebles de casa, con los desperfectos que eso conlleva. Por eso, es necesario disponer en casa de un buen rascador, y en ocasiones más de uno si tu casa es grande. Aquí encontrarás los mejores del mercado, en todas sus formas y tamaños, pero siempre con un precio inigualable.

Los mejores rascadores del 2020 al mejor precio

 

VER MÁS RASCADORES EN AMAZON

Ver tu sillón favorito maltratado por culpa de tu bonito gato, puede enfadarte mucho. Los rascadores para gatos son un elemento muy útil para tu mascota, ya que rascarse es el reflejo natural de cualquier felino. Sin embargo, esto puede ser bastante molesto para el propietario. Por lo tanto, para evitar que se dañen tus muebles, puedes proporcionarle a tu gato un artículo especial donde se pueda rascar.

Los rascadores para gato envueltos en cordones de yute son ideales para esto. Los rascadores de gatos más grandes también pueden actuar como cama y lugar de descanso.

Por qué rascan los gatos

Rascarse no es solo una señal visual dejada por el gato, es un comportamiento para el cuidado de las garras y también le permite al animal estirar el cuerpo, entrenar los músculos y los tendones (especialmente aquellos responsables de extender y retraer las garras). Por eso necesitan un rascador para gatos.

Los gatos suelen rascarse en los lugares que se encuentran en sus rutas regulares, como aquellos donde marcan su territorio. En casa, generalmente son lugares accesibles como la sala de estar o dormitorios abiertos. Esto puede indicar que el gato se siente seguro allí. Por eso, se ponen los rascadores para gatos en esos lugares principalmente. El rascado del gato es diferente y los diversos movimientos permiten mantener la garra lista para el comportamiento depredador y marcar su territorio.

Esta actividad también ha demostrado ser un entretenimiento y una forma ideal de descargar emociones. Por lo tanto, se intensifica en situaciones estresantes como:

  • Los cambios o renovaciones en el hogar.
  • La partida de una persona
  • La llegada de un bebé.
  • La aparición de otro animal.

A veces, el rascado del gato también se produce por aburrimiento, soledad o algún tipo de frustración. Esta conducta también tiene la intención de llamar la atención de las personas en el hogar. El gato por otra parte, puede rascarse debido a la ansiedad asociada con algún castigo.

Mi gato no deja de rascar el sofá y los muebles, ¿qué hago?

En primer lugar, debes hacer un reconocimiento de por qué el gato rasca. Puede ser por algunos de estos casos:

  • Cuidado de la garra.
  • Marcando su territorio.
  • Para llamar la atención del dueño.
  • Alivio del estrés.
  • Invitación a jugar.
  • Llegada de otro animal o persona.
  • Modificaciones en el hogar.

El segundo punto es la compra de un rascador de gato que no le agrada. Debes recordar que no a todos los gatos les gusta rascarse verticalmente. Hay quienes prefieren hacerlo en posición horizontal o incluso, de espalda. El rascado rara vez es el motivo de una mala conducta, pero a menudo se menciona como un problema adicional.

Los rascadores para gatos deben estar en un lugar fácilmente accesible para el animal, sobre todo, donde el felino acostumbra a rascarse normalmente. Estos rascadores deben estar fabricados de un material apropiado (por ejemplo, una cuerda) y tener el tamaño y la estabilidad adecuada para soportar el peso del animal.

También se recomienda inmovilizar el área que se ha arañado hasta ahora. Por ejemplo, cubrirla con papel de aluminio o impedir el acceso del gato.

 

No se han encontrado productos.

VER MÁS PROTECTORES DE MUEBLES EN AMAZON

Cómo escoger el mejor rascador

Es muy importante escoger el rascador para gatos correcto. Si a tu mascota le agrada, siempre elegirán el rascador y no a los muebles. Al principio, verifica si el gato prefiere rayar las superficies verticales u horizontales, luego ajusta la altura del poste del rascador al tamaño y peso del gato.

El rascador de gatos ideal, es uno que sea tan atractivo como sus muebles favoritos. Por eso es importante que tenga estas características:

  • Debe ser alto: Algunos gatos pueden estirarse hasta 1 metro de altura, por lo que tienes que asegurarte de que el rascador para gatos sea lo suficientemente alto. Estos rascadores permiten al gato afilar sus garras al pararse sobre sus patas traseras.
  • Vertical u horizontal: Aunque los rascadores verticales se consideran mejores, verifica que dirección prefiere tu gato, ya que, en ocasiones, el correcto es el horizontal. Gracias a estos rascadores, el gato no solo puede arañar la superficie en su posición favorita, sino que también estimulará sus músculos.
  • Debe ser estable: Asegúrate de que el rascador de gatos esté bien equilibrado y, por lo tanto, sea muy estable. El poste de rascado no debe caerse durante el juego del gato.
  • De buena calidad: El material del que están hechos los rascadores para gatos depende en gran medida, de las preferencias individuales tanto del gato como del propietario. Presta atención a los parámetros básicos de calidad:
    • Cordón de yuta.
    • Conexiones de montaje de buena calidad (los de plástico son menos duraderos).
    • El tamaño y grosor de las bases debe estar hecho de MDF ¿Que es el MDF?
    • La tapicería debe ser resistente a daños mecánicos o suciedad.
    • Que se pueda lavar en una lavadora y aspirarse.
  • Bien posicionado: Hay 2 lugares dónde se deberían poner los rascadores de gatos. El primero es el pasillo cerca de la entrada. El segundo es donde el gato probablemente rasca los muebles, porque se consideraba estratégico para marcar su territorio.

Rascadores para gatos grandes

Es importante elegir el tamaño del rascador para que coincida con el tamaño del gato y evitar que sea demasiado pequeño. A menudo, las mayores dudas que presentan los propietarios, es si rascador para gatos es muy grande o pequeño para su mascota. El gato debe poder estirarse fácilmente, por lo que, si se trata de un felino grande, debemos prestar especial atención a la longitud de la superficie de rascado.

Pero también, se debe considerar la solidez de la estructura, para que así el gato pueda usarlo de manera segura. Muchos de los rascadores para gatos grandes son como una cama, y hacen que el b esté más ansioso por usarlos. Si no tienes espacio en tu hogar, elije una alfombrilla para rascar, la cual se pueda poner en el piso o colgar verticalmente.

Complementos para relajar a tu gato

Un gato (especialmente uno joven), debe gastar toda su energía durante el día o de lo contrario nos esperan noches sin dormir.  Por eso, tienes que comprarle complementos para relajar a tu gato. Los juguetes para gatos son suficientes para empezar.  Las bolas ordinarias, ratones llenos de menta de gato y una caña de pescar, son algunos de los más populares.

Si, a pesar de contar con muchos juguetes y rascadores en la casa, el gato todavía destruye los muebles, puedes alentarlo positivamente a cambiar su comportamiento. Por ejemplo, apuntar con un láser mientras juega, balancear un pequeño juguete en la parte superior del rascador u ocultar un regalo allí. Recuerda que no debes jugar con el gato directamente con tus manos, porque entonces te atacará.  Por lo tanto, la caña de pescar para gato es un juguete indispensable. Es importante no usar la violencia, porque un gato estresado solo puede intensificar su comportamiento indeseable.

 

VER MÁS CAÑAS DE PESCAR PARA GATOS EN AMAZON